Glutamato Monosódico: ¿Acecha este asesino silencioso en tu cocina?

El glutamato monosódico (en inglés MSG), es un potenciador del sabor que se conoce ampliamente por añadirse a la comida china, pero que en realidad se añade a miles de los alimentos que tú y tu familia coméis regularmente.

El glutamato monosódico (E-621) es uno de los peores aditivos alimentarios en el mercado y se utiliza en sopas enlatadas, galletas, carnes, aderezos para ensaladas, comidas congeladas y mucho más. Se encuentra en tu supermercado local y restaurantes, en la cafetería de la escuela de tu hijo y, sorprendentemente, incluso en alimentos para bebés y fórmulas infantiles.

El glutamato monosódico, es algo más que un condimento como la sal y la pimienta, lo que hace es realzar el sabor de los alimentos, por lo que las carnes procesadas y comidas congeladas tienen un sabor más fresco y huelen mejor, hace que los aderezos para ensaladas sean más sabrosas, y los alimentos enlatados tengan un sabor menos metálico.

Mientras que los beneficios del glutamato monosódico, a la industria alimentaria son muy claros, este aditivo alimentario podría estar lenta y silenciosamente provocando grandes daños a tu salud.

¿Qué es exactamente el Glutamato Monosódico?

En  1908, se inventó el glutamato monosódico. El inventor fue Kikunae Ikeda, un japonés que identificó que, el sabor natural mejoraba con el sabor de las algas kombu. Tomando una pizca de esta sustancia, fue  capaz de crear el aditivo artificial Glutamato monosódico (MSG). Él y un compañero formaron Ajinomoto, que es actualmente el mayor productor mundial de MSG (y curiosamente también un fabricante de medicamentos).

Químicamente hablando, el glutamato monosódico es aproximadamente un78 % ácido glutámico libre, 21% sodio, y hasta el 1% contaminantes.

Es un error pensar que el Glutamato monosódico es un saborizante o “ablandador de carne.” En realidad, tiene muy poco sabor en absoluto, sin embargo, cuando tú lo comes, piensas que la comida que estás comiendo tiene más proteína y sabe mejor.  Esto se hace engañando a tu  lengua, utilizando el 5º sabor básico poco conocido: el umami, que significa sabroso en japonés.

Umami es el sabor del glutamato, que es un sabor salado que se encuentra en muchos alimentos japoneses, bacon y también en el aditivo tóxico MSG. Es a causa del umami que los alimentos con MSG tienen un sabor contundente, más robusto y generalmente mejor para un montón de gente que los alimentos que no lo llevan.

El ingrediente no llegó a ser difundido en los Estados Unidos hasta después de la Segunda Guerra Mundial, cuando el Ejército de Estados Unidos se dio cuenta de que, las raciones japonesas eran mucho más sabrosas  que las versiones de Estados Unidos a causa del glutamato monosódico.

En 1959, la FDA de EE.UU.  etiquetó el Glutamato Monosódico  como “generalmente reconocido como seguro”  y, se ha mantenido así desde entonces. Sin embargo, era un signo revelador cuando sólo 10 años después de una condición conocida como “síndrome del restaurante chino” entró en la literatura médica, describiendo los numerosos efectos secundarios, desde adormecimiento hasta  palpitaciones del corazón, que las personas experimentaron después de comer Glutamato monosódico.

Hoy ese síndrome se llama más apropiadamente “complejo de síntomas del glutamato monosódico”, que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) identifica como “reacciones a corto plazo”.

¿Por qué es tan peligroso el Glutamato Monosódico?

Una de las mejores perspectivas de los reales peligros de Glutamato monosódico proviene de Dr. Russell Blaylock, neurocirujano certificado y autor de “Excitotoxinas:  El sabor que mata” En él explica que el Glutamato monosódico es un excitotoxina, lo que significa que sobreexcita sus células hasta el punto de daño o muerte, causando daño cerebral en diversos grados, y potencialmente incluso desencadenan o empeoran problemas de aprendizaje, enfermedad de Alzheimer, enfermedad de Parkinson, enfermedad de Lou Gehrig y mucho más.

Parte del problema también es que, el ácido glutámico libre es el mismo neurotransmisor que tu cerebro, el sistema nervioso, los ojos, el páncreas y otros órganos usan para iniciar ciertos procesos en tu cuerpo.

La función anormal de los receptores de glutamato se ha relacionado con ciertas enfermedades neurológicas, tales como la enfermedad de Alzheimer y la corea de Huntington. Las inyecciones de glutamato en animales de laboratorio han dado como resultado el daño a las células nerviosas en el cerebro.

Aunque la FDA continúa afirmando que el consumo de glutamato monosódico en los alimentos no causa estos efectos negativos, muchos otros expertos dicen lo contrario.

Según el Dr. Blaylock, numerosos receptores de glutamato se han encontrado tanto en el sistema de conducción eléctrica del corazón y el músculo del corazón. Esto puede ser perjudicial para el corazón, e incluso puede explicar las muertes súbitas entre los atletas jóvenes.

Según dice:

“Cuando un exceso de excitotoxins transmitidas por los alimentos, como el glutamato monosódico, la proteína hidrolizada de la proteína de soja aislada y concentrada, saborizantes naturales, caseinato de sodio y aspartato del aspartamo, se consumen, estos receptores de glutamato están sobre-estimulados, produciendo arritmias cardíacas.

Cuando las reservas de magnesio son bajas, como vemos en los atletas, los receptores de glutamato son tan sensibles que incluso niveles bajos de estas excitotoxinas pueden causar arritmias cardiacas y la muerte.

Muchos otros efectos adversos también se han relacionado con el consumo regular del Glutamato monosódico, incluyendo:

-Obesidad

-Daño ocular

-Dolores de cabeza

-Fatiga y desorientación

-Depresión

Además, incluso la FDA admite que las reacciones a corto plazo, conocidas como “complejo de síntomas del glutamato monosódico” pueden ocurrir en ciertos grupos de personas, es decir, aquellos que han ingerido “grandes dosis”  y, personas asmáticas.

De acuerdo con el complejo de síntomas de la FDA, el glutamato monosódico puede presentar síntomas como:

-Entumecimiento

-Sensación de ardor

-Hormigueo

-Presión facial u opresión

-Dolor en el pecho o dificultad para respirar

-Dolor de cabeza

-Náusea

-Taquicardias

-Adormecimiento

-Debilidad

Cómo determinar si  hay Glutamato Monosódico en los alimentos que comes

Los fabricantes de alimentos no son tontos, y se han dado cuenta  de que, la mayoría de personas que nos preocupamos por nuestra salud, queremos evitar el consumo de este aditivo alimentario. Como resultado de esto, ¿crees que han respondido retirando el glutamato monosódico o E-621 de sus productos? Bueno, algunos puede que lo hayan hecho, pero la mayoría sólo han tratado de “limpiar” sus etiquetas. En otras palabras, tratan de ocultar el hecho de que es un ingrediente. ¿Cómo lo hacen? Mediante el uso de nombres que nunca asociaríamos con Glutamato monosódico.

Nombres tras lo que se oculta el glutamato monosódico:

-Glutamato monopotásico

-Proteína hidrolizada

-Proteína vegetal hidrolizada

-Extracto de proteína vegetal

-Proteína texturizada

-Gluten de maíz hidrolizado

-Extracto de levadura

-Levadura autolizada

-Nutrientes de levadura

-Alimentos a base de levadura

-Levadura altamente aromatizada

-Caseinato cálcico

-Caseinato sódico

-Proteína de soja texturizada

-Extracto de malta

-Aroma de malta

-Extracto de haba  de soja

-Harina de avena hidrolizada

-Ácido glutámico, etc.

Hoy en día hay multitud de alimentos envasados, precocinados, enlatados, etc. por eso, antes de comprar cualquier producto, por favor lee las etiquetas, te sorprenderás de cuántos “alimentos” lo llevan.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s