Encuentran restos de pesticidas en el 80,65% de escarolas, rúcula y lechugas de supermercados franceses

Un estudio llevado a cabo por la asociación francesa Générations Futures ha detectado restos de pesticidas en el 80,65% de las ensaladas que han analizado, entre ellos también pesticidas prohibidos o sospechosos de ser disruptores endocrinos. El problema no se limita a Francia, ya que la ensalada verde es uno de los vegetales con mayor presencia de pesticidas: de acuerdo con la Agencia de Seguridad Alimentaria Europea, el 36% de la lechuga contiene entre 2 y 13 residuos de pesticidas diferentes, y entre los más habituales abundan los sospechosos de ser disruptores endocrinos.

Para realizar este estudio se adquirieron 31 muestras de ensalada verde en supermercados de la región de Picardia. En concreto, se adquirieron y analizaron 9 lechugas, 8 lechugas hoja de roble, 5 lechugas rizadas, 4 lechugas batavia, 3 escarolas y 2 muestras de rúcula, de las que 29 procedían de Francia, 1 de España y 1 de Italia.

De las 31 muestras analizadas, 25 (el 80,65%) contenía al menos un residuo de pesticida y, como media, cada una de ellas presentaba restos de 3,77 pesticidas. En cuanto a los disruptores endocrinos –sustancias que amenazan el desarrollo de los fetos y los niños incluso en dosis bajas–, la media era de 2,07 pesticidas disruptores endocrinos detectados por muestra, y el 67,74% de las muestras contenía al menos restos de uno de ellos. Además, en 5 de las muestras analizadas (un 16,13%) se detectaron una o varias sustancias activas prohibidas o cuyo uso está prohibido en Francia para este tipo de cultivos.

De media, cada muestra tenía restos de 3,77 pesticidas distintos

El 71,79% de los pesticidas encontrados en las muestras eran fungicidas, mientras que el 23,07% eran insecticidas y el 5,12%, herbicidas. Los principios activos detectados en un mayor número de muestras eran los fungicidas boscalid (presente en 22 muestras), cyprodinil (14 muestras), fludioxonil (13 muestras), ditiocarbamatos (10 muestras). Además, en dos muestras se encontró el insecticida prohibido DDT. También se detectaron los fungicidas ciproconazol (1 muestra) y mandipropamid (1 muestra), el insecticida Imidacloprid (1 muestra) y el herbicida oxadiazon (1 muestra), todos ellos prohibidos en Francia para estos cultivos.

Générations Futures ha calificado estos resultados de “preocupantes”, y ha matizado que, aunque en ningún caso se sobrepasaron los límites máximos autorizados para este tipo de residuos, es necesario tener en cuenta que esos límites son muy altos para muchos de los pesticidas presentes en este tipo de vegetales. Ante el resultado de este estudio, la asociación ha reclamado medidas inmediatas “para reducir la exposición de la población a los pesticidas y particularmente a aquellos sospechosos de ser disruptores endocrinos”.

Estudio sobre pesticidas prohibidos o sospechosos de ser disruptores endocrinos en lechugas, escarolas y rúcula (en francés)

Fuente: http://www.ecoagricultor.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s