Beneficios del Aceite de Coco

Como ya comentamos en el anterior post, hoy os voy a hablar de los beneficios del aceite de coco, una maravillosa fruta con muchísimas propiedades. Hoy nos centraremos en los beneficios que nos aporta el consumir aceite de coco en nuestra dieta diaria.

Las enfermedades del Corazón (Cardiopatía)

Hay una confusión extendida entre mucha gente de que el aceite de coco no es bueno para el corazón. Esto es porque contiene una gran cantidad de grasas saturadas. En realidad, el aceite de coco es beneficioso para el corazón. Contiene alrededor de 50% ácido láurico, que ayuda a prevenir activamente varios problemas cardíacos como niveles altos de colesterol y presión alta. Las grasas saturadas presentes en el aceite de coco no son dañinas como normalmente encontramos en los aceites vegetales. El aceite de coco no lleva a aumentar niveles de LDL (Low density lipoproteins iniciales en inglés del colesterol “malo”), y reduce la incidencia de lesiones y daño a las arterias y por lo tanto ayuda a prevenir la arteriosclerosis.

Cuidado de la Piel

El aceite de coco es un excelente aceite del masaje para la piel también. Actúa como un humectante eficaz para todo tipo de piel, por lo que es una solución segura para prevenir la sequedad y descamación de la piel. También retrasa la aparición de arrugas y flacidez de la piel que normalmente acompañan el envejecimiento. El aceite de coco también ayuda en el tratamiento de diversos problemas de piel como psoriasis, dermatitis y, eczema. Por esa misma razón, el aceite de coco forma el ingrediente base de diversos productos para el cuidado corporal como jabones, lociones y cremas que se utilizan para el cuidado de la piel ayudando a prevenir el envejecimiento prematuro.

Pérdida de peso

El aceite de coco es muy útil para la pérdida de peso. Contiene ácidos grasos de cadena media y corta que ayudan en perder el peso excesivo. También es fácil de digerir y ayuda en el funcionamiento saludable de la tiroides y el sistema endocrino. Además, aumenta la tasa metabólica del cuerpo quitando la tensión en el páncreas, de esa manera quema más energía y ayuda a las personas obesas y con exceso de peso a perder peso. Por lo tanto, las personas que viven en las zonas costeras tropicales, quienes utilizan aceite de coco todos los días como su principal aceite de cocina, normalmente no son gordas, obesas o con sobrepeso.

Inmunidad

El aceite de coco también es bueno para el sistema inmunológico. Fortalece el sistema inmunológico porque contiene lípidos antimicrobianos, ácido láurico, ácido cáprico y ácido caprílico que tienen propiedades antibacterianas, anti fúngicas y antivirales. El cuerpo humano convierte el ácido láurico en monolaurin y ayuda a luchar contra las bacterias dañinas como listeria monocytogenes y helicobacter pylori y perjudiciales protozoos como giardia lamblia.

Digestión

Las funciones internas del aceite de coco se ocurren principalmente debido a que se utiliza como aceite de cocina. El aceite de coco ayuda a mejorar el sistema digestivo y así previene varios problemas del estómago y relacionados con la digestión, incluyendo el síndrome de Intestino Irritable. Las grasas saturadas presentes en el aceite de coco tienen propiedades antimicrobianas y ayudar a lidiar con diferentes bacterias, hongos y parásitos que pueden causar indigestión. El aceite de coco también facilita la absorción de otros nutrientes como vitaminas, minerales y aminoácidos.

Cándida

Se ha demostrado que el aceite de coco previene e incluso elimina la cándida. Proporciona el alivo de la inflamación causada por cándida, tanto externa como internamente. Su capacidad alta de retener la humedad no permite que la piel se agriete o se pele. Además, a diferencia de otros tratamientos farmacéuticos para la cándida, el efecto del aceite de coco es gradual lo que, le da al paciente una cantidad adecuada de tiempo para acostumbrarse al síndrome de abstinencia o las reacciones de Herxheimer (el nombre dado a los síntomas que acompañan el rechazo de las toxinas del cuerpo generadas durante la eliminación de estos hongos). Pero, en el tratamiento de esta condición, se debe aumentar la dosis de aceite de coco gradualmente.

El ácido cáprico es un ácido graso de cadena media (una grasa saturada) presente en el aceite de coco que tiene propiedades antimicrobianas, antivirales y anti fúngicas. Este es el mismo ácido graso presente en la leche materna que protege al bebé de infecciones bacterianas, virales y fúngicas. En el cuerpo, reacciona con ciertas enzimas segregadas por otras bacterias, que posteriormente conviertan en un poderoso agente antimicrobiano, monocaprin.

Curación e infecciones

Cuando se aplica a las áreas afectadas, el aceite de coco forma una capa química que protege la parte del cuerpo infectada de virus, aire, hongos, bacterias y polvo. El aceite de coco es altamente efectivo en moratones porque acelera el proceso de cicatrización de los tejidos dañados.

Infecciones: El aceite de coco es muy eficaz contra una variedad de infecciones debido a sus propiedades bactericidas, antivirales y anti fúngicas. Según el centro de investigación de coco (Coconut Research Center), el aceite de coco mata los virus que causan la gripe, el sarampión, hepatitis, herpes, SARS y otros riesgos graves para la salud. También mata las bacterias que causan las úlceras, infecciones de la garganta, infecciones del tracto urinario, neumonía y gonorrea. Finalmente, el aceite de coco es también eficaz en la eliminación de hongos y levaduras que causan tiña, pie de atleta, candidiasis y dermatitis del pañal.

Fuente: Organic Facts

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s